jueves, 16 de septiembre de 2010

Escalofrio

No se si será porque últimamente ando bastante de bajón, o porque simplemente estoy pasando un bache en mi vida, pero a llegado a mis manos o mejor dicho a mis oídos un disco. Algo que hace tiempo estaba esperando escuchar. Palabras sinceras, experiencias vividas por otras personas acompañadas de una base, una melodía. Y por fin me he dispuesto a escucharlo.
La primera impresión ha sido realmente buena. Me ha gustado, no me ha parecido para nada malo y ha sido totalmente fácil escucharlo todo seguido, sin quererlo parar, y descubrir cual era el final.
Pero me he dado cuenta que cuanto mas lo escucho mas me gusta.

El autor es musicalmente amigo mío. Y digo musicalmente porque aunque nos conocemos desde hace muchos años, la música es lo que mas nos ha unido.
Me gusta escuchar lo que hace, me gusta sentir cada una de sus palabras. Encontrar consuelo en sus canciones, sentir como la piel se me pone de gallina con unas primeras melodías y llegar incluso querer llorar.

Este disco en concreto es el que mas me gusta de todos los que me ha enviado. No tiene nada que ver con los demás, en mi opinión las letras son más personales, las historias me parecen mucho más cercanas.
Siento como si le hubiera contado mil historias que se me han pasado por la cabeza, o todas mis tristezas que están metidas en una cajita de cristal y el, las hubiera echo en canción.

Tiene 16 canciones, y como en todos los discos que alguna vez en nuestras vidas llegan a nuestras manos, siempre hay una canción que te marca, la que mas te llega.
Por esta vez, a mi me han llegado todas, pero sin duda hay dos que consiguen que sienta un escalofrio por la espalda.
Supongo que es por la tristeza que me transmiten, pero a la vez hay tanta fuerza en sus palabras, tanta intensidad. Encuentro tanto valor para decir “hasta aquí” y coger y levantarme de la silla para hacer algo con mi vida.
Cierto es que cuando las escucho no puedo evitar querer llorar, de alguna manera les ha puesto tanta alma en sus letras que consigue sacarme las lagrimas.

“Quería tanto, quería tanto y todo siempre acaba en llanto, aquí me planto.”

“Si mañana no estoy, mira no se que pasaría, solo se que no pude cumplir todo lo que quería…”

Quería tanto y Si mañana no estoy son mis favoritas, no tengo ninguna duda. Ojala este disco pueda llegar a millones de oídos.

Este post es especial, por primera vez puedo hablar de la música que hace otro, pero aun mejor si ese otro es amigo mío.
Por lo que conozco de el, se esfuerza cada día, crece con cada canción, con cada verso que escribe. Sabe como superarse, como hacerse mucho más grande.
Fase, amigo mío, esto es bueno, realmente bueno. Tu sabes escribir, sabes como sentir la letra dentro de ti y como conseguir que otro la sienta con la misma intensidad que tu.
Me haces llorar, me haces gritar con ganas, me haces correr más rápido en el gimnasio. Me haces mirar a través de la ventana de un autobús y pensar que cada palabra que estas diciendo es para mí. Sentir que es así, que no hay nadie más a quien le cantas.
No puedo dejar de escuchar tus melodías, tus letras, las bases. Siempre quiero más y más, porque cuando acaba no me es suficiente y vuelve todo a empezar.
La introducción que tiene el disco ya me pone los pelos de punta, y lo que es aun mejor, ya me consigues emocionar.
Eres grande, eres único, y no dejes nunca de creerlo.
La vida nos da muchos golpes, caemos y nos volvemos a levantar, y personas como tu y como yo tenemos algo en lo que refugiarnos cuando nos sentimos solos, cuando no encontramos consuelo en nadie, cuando no sabemos a donde caminar.

Siempre, por siempre, para siempre, la música.

3 comentarios:

  1. holaa como estasss uff cuanot tiempo a ver si te llamo xd

    ResponderEliminar
  2. y quién es ese amigo que con su música te hace sentir y fluir esos sentimientos????
    besotes amigaaaa

    ResponderEliminar